- Ouroboros -

Ir abajo

- Ouroboros -

Mensaje por Death Cam el Lun Ene 04, 2010 8:31 am

Bueno, este es un escrito (tal vez se podría decir que fic) que vengo planeando hace tiempo, y que hoy (lunes 4 de Enero de 2010) me he animado a escribir y postearlo aquí =D

Intento mezclar elementos de distintas sagas, libros, y etcéteras (como de la mitología de Lovecraft, por ejemplo), personalizándolos con mi toque. Por ahora el título no guardará mucha relación, pero pronto la tendrá.

Y ahora, sin nada más que decir, les dejo lo que llevo ahora de "Ouroboros" para su disfrute (o tal vez no...) =D

Lo dejo en spoiler pac::



Spoiler:
Ouroboros


Prólogo – El café

Blue`s Coffee es un café situado a unos 2 kilómetros de la ciudad de Arkham. Allí se reúne toda la gente que desea disfrutar de un café, un pastel, u otro alimento, o que quiere intercambiar historias con alguien que se interese en ellas. Llegan viajeros, caza recompensas, padres, madres, hijos y abuelos, ricos y pobres, campesinos y hombres de ciudad. El establecimiento cuenta con un gran salón con mesas redondas, cubiertas por manteles blancos con bordados en dorado formando, aproximadamente cada 5 centímetros, una llave de sol o una fusa o semifusa. Una puerta de madera, con una estrella de cinco puntas encima de ella, que lleva a una habitación más pequeña, donde hay una biblioteca, en la que se pueden encontrar libros de diversos tipos para todos los gustos, donde abundan los libros de H.P. Lovecraft y Edgar Allan Poe. Otra puerta del salón principal lleva a un cuarto donde una gran cantidad de cuadros cuelgan por las paredes, en su mayoría, enmarcados en plateado, pero algunos (generalmente los más famosos de reconocidos pintores, como Da Vinci, Dalí, o van Gogh) se encuentras dentro de marcos dorados. Absolutamente todo el café tenía grandes ventanales (en su mayoría casi irrompibles), con marcos de madera, que daban buena vista a la pradera que se extendía sobre varios kilómetros desde el local hasta Arkham. Uno de estos ventanales, de un tamaño algo superior a los dos metros, servía de entrada.
Yo atendía, junto a un amigo, aquel café, que levantamos desde cero en poco más de dos años de duro trabajo. Generalmente, la gente se acercaba al mostrador en el que estábamos, y mientras esperaba, y luego consumía su pedido, nos contaba historias, algunas que le había sido contada por un amigo, y otras, les había ocurrido a ellos, y de vez en cuando, nos contaban leyendas de los tiempos en que el ser humano no se encontraba sobre la Tierra y primigenias criaturas caminaban sobre un planeta recién enfriado.

La llegada del extraño – La Ciudadela Bajo el Mar

Hasta estos días, muchos años después de que esto ocurriera, recuerdo con total claridad la llegada del misterioso hombre que cambiaría el sentido de nuestras vidas para siempre.
Un señor disfrutando de un cappuccino y un caballero con su pareja eran las únicas personas presenten en el café, aparte de nosotros. Ya casi era medianoche, y generalmente no dejábamos abierto hasta más allá de las once, pero no queríamos molestar a nuestros clientes y la noche estaba especialmente agradable. En realidad, no sabría decir si me arrepiento o no de no haber cerrado a la hora habitual. En la entrada, de la nada, apareció una sombra humana. Le observé durante unos segundos, en los cuales no se atrevía a entrar. Estuve muy cerca de ir a preguntarle si iba a entrar, pero levantó, cuidadosamente, podría decir que casi miedosamente, su mano derecha, y con sumo cuidado abrió lentamente la puerta de vidrio. Entro, con el mismo cuidado con el que había abierto la puerta, y nadie más que yo pareció percatarse de su llegada. Lentamente, y algo inseguro, se dirigió hacia el mostrador en el que nos encontrábamos. No me había detenido antes a observarle, y cuando lo hice, me sorprendió ver que estaba totalmente cubierto por una gran capucha, la cual tapaba desde sus talones hasta su frente. El resto de su rostro se encontraba ensombrecido por su vestimenta, por lo que no pude distinguir si era un varón o una dama hasta que habló.
-Deme un cortado – dijo una voz masculina y algo tímida, la cual, curiosamente, no sabría describir en una hoja de papel.
Me apresuré en responder a su pedido. Su café estuvo listo casi inmediatamente. Cuando se lo entregué, me pareció ver por menos de un segundo su rostro, que, se encontraba con una expresión algo decaída.
-Gracias – Respondió el misterioso hombre. Bebió un poco, y se retiró la capucha de su cara.
Esta vez le vi distinto. Parecía haberse recompuesto. El iris de sus ojos era de un rojo sangre. El cabello lo tenía relativamente largo, llevándolo, hasta el cuello por detrás, y delante, hasta algo más allá de los ojos, casi donde empezaba la nariz.
-Necesito contarle algo… algo que probablemente cambié drásticamente su modo de pensar y vivir – dijo.
-Claro… - Le respondí.
Mi compañero, que al parecer había estado dormitando, ahora se acercó a nosotros, probablemente para escuchar.
-Debe saber que lo que le voy a contar no ha sucedido ahora, ni hace algunos días, ni siquiera hace algunos años, sino, hace varios eones atrás, cuando la Tierra se acababa de enfriar y la vida originaria no eran más que seres unicelulares. En esa época, el planeta era habitado por extraños seres que llegaron desde las estrellas, que se les denomina, ahora, "Antiguos", y no pienso darle más detalles sobre ellos. Ellos eran muy inteligentes, mucho más que los más respetados científicos de nuestra era. Los Antiguos crearon grandes ciudades de ingeniería inimaginable por todo el planeta. Ellos crearon, mediante ingeniería genética, criaturas sin forma ni órganos fijos, llamados "shoggoths", de los cuales tampoco pienso entrar en más detalles. Luego, cuando la vida aún era extremadamente primitiva, llegaron otros seres de algún lugar lejano del Universo. Quiero destacar, entre todas las que llegaron a colonizar la Tierra, al gran Cthulhu, de una cabeza parecida a un pulpo y un cuerpo colosal de dragón con sus respectivas alas, y sus creyentes, como los Profundos, que son mitad hombres y mitad batracios, y la Semilla Estelar de Cthulhu, dominaron los mares, hasta que el poderoso Cthulhu, junto con otras criaturas igualmente, e incluso más poderosas, quedaron atrapados, durmiendo eternamente, por algún tipo de blasfema que habrían hecho…
-Por favor, lamento interrumpirle, pero dígame el por qué necesita contarme esto… -Le interrumpí, pues no veía la urgencia.
-Necesita saber esto antes de lo que debo contarle, debe saber algo sobre Cthulhu y su ciudad sumergida, en la que espera para despertar: R'lyeh. Como veo que lo estoy aburriendo, pasaré inmediatamente a lo que quiero decirle.
>>Yo tengo posesión de un barco, el "Avalón". Me encontraba solo (ya que yo era capaz de hacer funcionar toda la nave sin ninguna ayuda) navegando en el Océano Pacífico, alrededor de los 45º latitud sur y los 125º longitud oeste. El radar no mostraba nada anómalo, pero sentía que algo extraño iba a pasar… y tenía razón. Eran las diez cuarenta y cinco de la noche, cuando del agua, emergió un extraño pilar de una piedra verde, parecida a la esmeralda, sin embargo, evidentemente no se trataba de ella. El radar seguía sin indicar nada. El pilar se elevó cerca de un metro, y dejo al descubierto una base rectangular de la misma piedra. En pocos segundos, se iba elevando casi 10 centímetros. Al cabo de algunos minutos, una ciudadela se había levantado por sobre las aguas. Su construcción evidentemente no era humana y no se asemejaba a nada parecido que hubiera visto. Grandes pilares, plataformas, pirámides, todo tipo de figuras se encontraba en ella. Su ingeniería era totalmente distinta a la que conocía, y de seguro, a la que conociera cualquiera. Hasta ahora, el barco se encontraba alejado por cerca de un metro de la ciudadela, pero pronto se empezó a elevar, levantado por una plataforma uniforme de la misma extraña piedra de la que estaba hecho todo lo que estaba emergiendo. Aproveché que el barco estaba seguro, para colarme por una abertura rectangular, seguramente pensada como puerta o ventana, de medio metro de largo por dos metros de ancho, y entré a la extraña obra de ingeniería que se había alzado por sobre las aguas del Pacífico.
-Wow, verdaderamente interesante. Pero permítame preguntarle, ¿qué hacía en el Pacífico usted solo?
-Pues me gusta aventurarme por lugares de la Tierra yo solo, y esa vez, tuve la, no sé si buena o mala suerte, de toparme con aquella ciudad sumergida.




Bueno, si es de su agrado traeré más.

Saludos pac::


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Y que tu Dios sea canción
compuesta por el corazón
Y que tu país
sea donde te lleven los pies.
avatar
Death Cam
Moderador
Moderador

Mensajes : 218
Sexo : Masculino
Johto Points : 3510
Advertencias

Fecha de inscripción : 21/11/2009
Localización : En Las Montañas de la Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: - Ouroboros -

Mensaje por Green el Lun Ene 04, 2010 8:43 am

Muy bueno!el fic esta trabajado, y es interesante.Me encanto lo del blue cofee xD, muy bueno sigue asi pac:: XD.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Green
Moderador Global
Moderador Global

Mensajes : 1069
Sexo : Masculino
Johto Points : 4963
Advertencias

Fecha de inscripción : 22/12/2009
Edad : 23
Localización : Kanto

Http://Infinitezone.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: - Ouroboros -

Mensaje por fen03 el Mar Ene 05, 2010 1:16 am

orale que bien escrito esta tu fanfic
se ve tu toque de originalidad
me gusto bastante ( aunque no me agrada la idea de los fanfic)me supiste atrapar en la trama
quiero ver mas ;)
avatar
fen03
Usuario
Usuario

Mensajes : 127
Sexo : Masculino
Johto Points : 3484
Advertencias

Fecha de inscripción : 28/12/2009
Edad : 24
Localización : mexico

https://www.youtube.com/watch?v=tKKpg4yR6eM

Volver arriba Ir abajo

Re: - Ouroboros -

Mensaje por Death Cam el Miér Ene 06, 2010 12:16 am

Bueno, me alegro que les haya gustado =D

También acepto críticas amenazas de muerte y OBJECTIONS! pac::

Dejo la continuación de la primera parte pac:: :

Spoiler:
La Ciudadela Bajo el Mar - El Despertar del Primigenio

Él recién llegado bebió un sorbo de su café y luego, volvió a hablar:
-Como le iba diciendo, la ciudadela de roca verde había emergido de las aguas del Pacífico, y al ver que el “Avalón” estaba asegurado en una plataforma, decidí aventurarme a los interiores de la construcción.
>>Una vez pasé por la abertura, todo se oscureció. No sé como logré avanzar por ese pequeño corredor (que además parecía tener varias bifurcaciones), del mismo tamaño que su entrada, a oscuras. Avancé a ciegas aproximadamente diez metros, hasta que un haz de luz iluminó ligeramente el espacio por el que gateaba, dejando que me percatara de una salida. Cuando logre salir, me encontré parado en una gran habitación (por llamarle de alguna manera) de cinco paredes, construida totalmente del mismo material verdoso, y que para mi sorpresa, se encontraba totalmente seco. Todas las paredes eran lisas, excepto una, donde se hallaban grabados extraños y relativamente pequeños altorrelieves (de no más de 5 centímetros de ancho y largo), algunos representando grotescas criaturas ajenas a la Tierra, y otras, primigenias formas de vida que habitaban el planeta hace eones. Una de ellas captó especialmente mi atención. A diferencia de las demás figuras, esta ocupaba un tamaño algo mayor (probablemente el doble que uno de los relieves normales), y mostraba a una morbosa criatura, con un gran cuerpo y alas de dragón, y una cabeza que se asemejaba a un calmar o pulpo, caminando sobre las aguas, con una gran y maligna Luna encima de ellas. Recordaba vagamente una leyenda de un ser que había vivido en la Tierra hace muchas eras atrás, y que luego fue condenado a dormir por la eternidad en el vasto océano. Ese altorrelieve me recordaba mucho a aquella leyenda.
>>En una de las paredes, una abertura de cerca de dos metros de largo por un metro de ancho dejaba ver un corredor con bajorrelieves grabados formando raros símbolos. Cuando atravesé por ese pasillo, y mientras observaba los grabados, un agudo dolor de cabeza me atacó durante unos segundos. Cuando hubo pasado, no le presté atención y seguí caminando… y ahora me arrepiento. Cuando salí del corredor, llegué a una habitación mucho más grande que la de antes. En esta, había grandes construcciones en forma de hexágonos con un metro de altura por encima del piso, y en su interior estaban llenas de agua. A pesar de su escasa altura, daba la impresión de que se extendía aún por debajo del suelo, ya que al asomarme, observé que el agua era mucho más profunda que el metro de la construcción. Aquellas piscinas eran la única muestra de humedad.
>>Seguí avanzando por otra entrada de similar tamaño a la anterior, hasta llegar a un nuevo espacio, que con facilidad doblaría el tamaño de la anterior habitación. Esta vez, una nueva piscina, igualmente hexagonal y de un metro de altura, se encontraba al final de la construcción, pero esta estaba llena de un líquido verde claro tenuemente fosforescente y translucido. Me acerqué a observarla, y no logré distinguir el fondo. Debía tener muchos metros de profundidad.
>>La nueva habitación no poseía más salidas, y grandes pilares con grabados del ser con cabeza de pulpo sostenían el techo. Eso debió haberme servido de advertencia… y no le hice caso alguno. Como no había nada más de interesante allí, decidí volver, pero me encontré con la desagradable sorpresa de que la entrada por la que había llegado se encontraba obstruida por una especie de masa gelatinosa y dura, de color verde oscuro, y que era imposible de remover. Un sonido grave, similar a un gruñido, retumbó por todo el lugar. Extrañas burbujas aparecían y desaparecían en el extraño líquido que llenaba la gran piscina. Otro sonido se escuchó, otro gruñido, pero simulando una malévola y lunática risa. Mi corazón se estremeció. De la sustancia empezaba a emerger un enorme pulpo (aunque no cubría ni la mitad del espacio), con ojos llenos de locura y maldad. Luego un enorme cuerpo empezaba a salir del líquido. A medida que salía, iban apareciendo también enormes alas. Pronto, gigantescos brazos, que terminaban en cuatro enormes garras quedaron al descubierto.
>>Mientras la bestia aparecía, iba sintiendo como un sentimiento de locura crecía a un paso feroz dentro de mi cabeza. El culpable era esa criatura. Su aspecto infernal hubiera sido capaz de corromper la mente de las más cuerdas criaturas. Una vez sus enormes piernas quedaron al descubierto, dejó de levantarse. Algo similar a una voz (aunque se asemejaba más a un rugido, pero mas suave) salió de su octópoda cabeza. Si fuera capaz de decir las palabras que de él salían, ya te las habría dicho, pero solo logré reconocer una: “Cthulhu”.
>>Así es, el primigenio Cthulhu había despertado finalmente de su eterno sueño. Al observarlo, casi podía ver la locura expandirse. Cada vez me sentía menos cuerdo. Y además, estaba atrapado con él, ya que como le dije, la entrada por la que llegué se encontraba obstruida. –Hizo una pausa para beber un poco más de café
-Vaya, increíble, señor. Pero, ¿Cómo está usted ahora aquí, si se encontraba atrapado con ese monstruo?
-Primero debemos aclarar que no era un monstruo, es un ser viviente como usted.
-Ya…
-Y al parecer se ha interesado en mi historia, por lo que procederé a contarle como es que ahora estoy hablando con usted.
>>La locura no siempre es algo malo, ¿sabes? A veces ayuda a activar ciertas partes que generalmente se encuentran dormidas, ya que la cordura sabe que podrían llevarla a su desaparición. Y fue una de esas partes la que logró que saliese con vida.
>>Cthulhu había empezado a avanzar por la gran habitación. Cada paso que daba, me imaginaba las más crueles maneras con las que podría el Primigenio acabar con mi vida. Por su colosal tamaño, pensaba que sería lento, pero se movía con una rapidez que nunca imaginé que podría llegar a tener. Diez metros nos separarían cuando se me ocurrió la manera de escapar. Esperaría a su ataque. Con una de sus manos intentó agarrarme. Solo el haber reaccionado antes me salvó. Y volvió a atacarme. Una vez más salí ileso, otra vez gracias a mis rápidas reacciones. Ya que él no hacía exactamente lo que yo quería. Me coloqué delante de la masa que bloqueaba la salida y esperé a que Cthulhu volviera a atacar. Por suerte, esta vez atacó directamente hacia mí, y corriéndome a tiempo nuevamente, sus garras penetraron en la gelatinosa masa que bloqueaba el pasaje. Esta se disolvió, dejando libre el camino. Cuando me disponía a correr, vi que las garras de Cthulhu habían dejado caer algunas cosas al romper el obstáculo. Luego, huí de allí lo más rápido que pude. De las piscinas estaban emergiendo criaturas similares a Cthulhu, pero mucho más pequeñas, armados de grandes picas de piedra verde. Empezaron a seguirme. Por un momento pensé que la abertura por la que habría entrado también estaría bloqueada, pero para mí fortuna, se encontraba libre. Uno de los seres que había emergido antes lanzó una de sus picas, la cual hubiera atravesado fácilmente mi débil cuerpo de humano, si no fuera por el hecho de haber logrado escabullirme por donde había llegado inicialmente. La ciudad volvía a hundirse, y el agua empezaba a entrar a ella, por lo que mi escape se veía dificultado. Logré llegar a mi barco antes de que la ciudad se hundiera completamente o uno de los “sirvientes” de Cthulhu logrará atraparme. Preparé todo lo más rápido que pude y huí desesperado por alejarme de aquella aterradora construcción. Y así, he vuelto a tierra firme. Decidí pasar unos días en Arkham, y cuando me dirigía hacia allá, encontré este café.
-Muy interesante. Dijo que había visto que Cthuhlu había dejado dos cosas, ¿de qué se trataban?
-Je, ha estado atento. Déjeme decirle que no es Cthuhlu, sino Cthulhu. Y bueno, se trataba de esto –Metió su mano derecha a uno de los bolsillos de su vestimenta. Cuando la sacó, depositó dos extraños objetos en el mostrador: una especie de tarjeta y una roca plana verde con forma de estrella de cinco puntos.
-¿Y qué son esas cosas, exactamente?
-La roca, si no me equivoco, es un tipo de moneda que usaban los seres de los que les hablé antes, los Antiguos. Me sorprende haber encontrado una de estas allí. Y la verdad, es que no sé nada sobre esta tarjeta.
La tarjeta era delgada, dura, y de color verde. Tenía algunas inscripciones por ambos lados.
-Quédese los dos a modo de pago –dijo, bebiendo lo último de café que le quedaba.
-Oh, no, no es necesario, quédeselos.
-Insisto. No tengo interés en llevar por mucho tiempo más esas cosas.
-Está bien… -le dije, tomando los objetos y guardándolos en el bolsillo.
-Muchas gracias por el café.
Dicho eso, se levantó y salió del local. No me había caído en cuenta que toda la gente se había ido del café. Recordé que también estaba mi colega y amigo. Se había quedado dormido. Cerré el local, y me dejé llevar hacia el extraño mundo del sueño.



Saludos pac::

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Y que tu Dios sea canción
compuesta por el corazón
Y que tu país
sea donde te lleven los pies.
avatar
Death Cam
Moderador
Moderador

Mensajes : 218
Sexo : Masculino
Johto Points : 3510
Advertencias

Fecha de inscripción : 21/11/2009
Localización : En Las Montañas de la Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: - Ouroboros -

Mensaje por Invitado el Mar Ene 12, 2010 8:52 am

Buenisimo tu Fic, me encantó. La relación que tiene con el café me mató xD

Espero que sigas el Fic :D

PD: Como sugerencia, ponle un poco de star wars a tu historia.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: - Ouroboros -

Mensaje por Death Cam el Dom Ene 31, 2010 3:04 am

Aquí traigo otra parte pac::.

En mi opinión no está muy bien, juzguen ustedes xD


Spoiler:
La Sangre del Arte – La Teoría

Una misteriosa galería de arte se ubica en la calle más oscura y peligrosa de Arkham. De esta, ya ni el nombre queda. Solo las leyendas, los rumores y un establecimiento abandonado son vestigios de la existencia real de la galería. Algunos de los rumores dicen que las obras están malditas, y que observarlas a altas horas de la noche podía provocar locura en cualquier persona. Otros dicen que el solo verlas provoca pesadillas que no desaparecerán hasta el fin de los días.
<<…Sin embargo no son más que cuentos que inventa la gente>> es lo que pensaba, hasta que cierto día, un extraño caballero entró por las puertas del café en uno de esos fríos días de invierno. Su abrigo era viejo, lo que se observaba en el desgastado cuero del que estaba hecho. Se acercó al mostrador.
-¿Qué es lo que desea? – Le preguntó mi compañero.
-Un cappuccino, por favor – Respondió con una voz áspera. Un ligero olor a tabaco acompañaba sus palabras.
-Por supuesto.
-…Disculpe, señor, ¿usted ha oído a hablar de la galería maldita? –Preguntó el cliente, dirigiéndose hacia mí.
-¿Se refiere a la que dicen que sus obras provocan locura, pesadillas, y quien sabe cuántos males más?
-Sí, esa. Necesito que me diga todo lo que sepa de ella.
-Claro, no son más que cuentos, rumores que inician las malas lenguas.
-Usted está muy equivocado. Lo que cuentan es cierto. Hace una noche ocurrió un asesinato allí.
-¿Un asesinato, dice?
Ahí, me explicó que en la galería, supuestamente maldita, encontraron un cuerpo, muerto de hace unas horas, que había sido estrangulado, y luego, le habían drenado toda su sangre. También reveló que él era el detective jefe a cargo del caso, y que no habían logrado encontrar ninguna pista sobre el asesino, ni sobre cómo se le arrebató la sangre a la víctima. Y así llegó a nuestro café (siendo publicitado por algunas de las muchas personas que comparten historias (y a veces información útil) en él), buscando algo que le fuera útil para descubrir que fue lo que había ocurrido.
-…Y pensé que tal vez ustedes tenían algo que pudiera ser de utilidad –Terminó, hablándonos a mi compañero y a mí-.
-Lo siento, no sabemos nada –Le respondió mi colega.
-Bien… en verdad, nos han hecho llegar numerosas teorías. Sin embargo, todas se basan en leyendas que corren sobre el lugar del crimen.
-¿Cómo cuáles? –Pregunté-.
-Algunas de ellas dicen que todo fue obra de un vampiro sediento. Otras, que el culpable es el antiguo dueño de la galería, que ha caído en locura y que sufre de porfiria. Y hay otra que dice que un demonio se oculta entre los cuadros y esculturas, que adora la sangre, y que haría cualquier por conseguir de ella.
-¿Vampiros? ¿Demonios? ¿Consideran eso como teorías validas?
-Claro. Todo puede ser, ¿no cree?
-¿...Me podría explicar cómo va eso del demonio de la galería?
-Como bien ya le he dicho, el asesinato se cometió cerca de medianoche. Basándonos en eso, hemos interrogado a las personas que viven cerca de la galería. Todas nos han contado historias similares, que difieren en ciertos puntos, sobre lo que ocurrió, o pudo haber ocurrido esa noche.
-¿Sobre lo que ocurrió? ¿Y cómo podrían saber esas personas que es lo que ocurrió?
-Hay gente que dice cosas como esas solo para llamar la atención.
>>Si juntamos todas las “declaraciones”, nos sale una historia, que, a pesar de no ser muy creíble, es la qué estamos intentando comprobar (al ser la única “teoría” que tenemos).
>>Alrededor de las 16:30, la víctima (a la que llamaremos “X”, por asuntos de confidencialidad), entró a la galería, queriendo, como muy pocas personas, observar las obras de arte que allí se exhiben. A excepción de él, no hay nadie más observando las exhibiciones. Solo lo acompañan los dueños de la galería. Debido a problemas internos, a las 17:00 cierran el lugar. Por alguna razón, “X” no advierte que se encuentra encerrado. A las 18:00, “X” se da cuenta de su encierro e intenta salir, forzando, inútilmente, las puertas. Luego de media hora, un grito se escucha desde dentro de la galería. A las 19:30, se puede escuchar como objetos de porcelana y vidrio caen al suelo, rompiéndose. A las 20:30, un nuevo grito se escucha. Cerca de las 23:00, grandes estruendos provenientes de la galería alertan a las personas, mas no se atreven a investigar. Alrededor de las 00:10 un último grito ahogado sale del lugar. 8:00, el cuerpo es hallado.
-Eso no suena tan descabellado. Excepto que el tipo debió ser muy despistado como para no percatarse que habían cerrado…-Comentó mi amigo.
-Bueno, lo descabellado viene ahora. Lo que les conté es la versión “exterior” de los hechos. Ahora les contaré la versión “interior”, es decir, lo que creemos ocurrió dentro de la galería.
>> “X” ingresó a la galería a las 16:30. Media hora más tarde, y gracias a que él se encontraba apreciando las obras, no advirtió que la galería estaba cerrada (y de seguro el dueño tampoco advirtió su presencia). A las 18:00, luego de observar todas las obras, “X” intenta salir, sin embargo, se encuentra con todas las puertas cerradas y el lugar cerrado totalmente. 18:30, “X” observa algo que le provoca tanto horror que deja salir un grito que se escuchó en las casas más próximas. Creemos que fue un cuadro que no vio antes… o que no estaba antes. Probablemente fue un cuadro en el que estaba pintado él y su asesino. Es decir, un vistazo al futuro, hacia el momento de su muerte, seis horas después. Una hora después, aparece por primera vez su agresor. Al parecer, él no encuentra a “X”, y mientras avanza, buscando a su víctima, golpea jarrones y objetos delicados, lanzándolos y quebrándolos. A las 20:30 “X” ve a su asesino, soltando nuevamente un grito. Éste, por suerte para él, no le ve. A las 23:00, finalmente ocurre su primer enfrentamiento. “X” se las ingenia para salir vivo de ese encuentro. De alguna manera, logra vivir una hora más. Ya alrededor de medianoche, la bestia encuentra nuevamente a “X”, y lo asesina de una manera brutal, para luego privarle de su sangre.
-…Bueno, eso suena más difícil de probar.
-Sin embargo es lo que tenemos.
-…Creo haberle escuchado decir “la bestia”. ¿En que se basa para llamar así al asesino?
-Los actos que ha cometido quien sea que haya matado a “X”, no son para nada humanos. Es lógico llamarle “bestia” –El señor empezaba a alterarse.
-Aún así, el que lo ha asesinado es un humano. ¿O es qué cree que no lo es?
-…No está listo para escuchar lo que creemos. Además, no le concierne.
-¿…Ha terminado ya su café?
-Claro. ¿Me deja ocupar su baño?
-En el pasillo a la izquierda.
-Gracias.
El detective se levantó de la mesa y se dirigió al baño. Empecé a darle vueltas al asunto. Era difícil de creer que un detective creyera en que algo no humano hubiera asesinado a una persona. ¿Es qué tenía sentido? ¿En verdad intentaban comprobar esa teoría? Era improbable.


Saludos pac::

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Y que tu Dios sea canción
compuesta por el corazón
Y que tu país
sea donde te lleven los pies.
avatar
Death Cam
Moderador
Moderador

Mensajes : 218
Sexo : Masculino
Johto Points : 3510
Advertencias

Fecha de inscripción : 21/11/2009
Localización : En Las Montañas de la Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: - Ouroboros -

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.